Ir a la página del taller de organería
Joaquín Lois Cabello

El estílo

Desde hace décadas la réplica de instrumentos históricos, viene siendo una herramienta fundamental para el estudio, la investigación y la interpretación de la música antigua.

Desde nuestra experiencia y convivencia con los órganos barrocos castellanos queremos presentar un modelo de instrumento rigurosamente fiel al estilo de los que construyeron nuestros antepasados en los pueblos de Castilla, y a la vez accesible por sus dimensiones y características.

Desde nuestro taller de Tordesillas hemos impulsado el proyecto Clarín destinado a ofrecer un instrumento adecuado a aquellos ámbitos de interpretación del repertorio organístico español, donde no se dispone de instrumentos de este estilo.


El Estilo

En el corazón de Castilla se consolida en el siglo XVIII un estilo de órgano que responde a los anhelos de los organistas del siglo precedente y a los avances técnicos, que empatizan con los gustos de la época y conservaría sus rasgos principales hasta  muy avanzado el siglo XIX.

Las familias de artesanos asientan y perfeccionan su propio estilo dentro de unas características comunes en los órganos de su tiempo: el teclado partido y lengüetería de fachada, conjugando desde los pequeños pueblos castellanos un perfil que se extendió  durante el siglo XVIII por toda la geografía de influencia de la Corona de Castilla, y cuyo rasgo más peculiar, la lengüetería de fachada, es hoy universal.

Clarín

Registros del Órgano de la Catedral de Salamanca

Una de estas familias de organeros castellanos es la de los Ortega que trabajaron durante todo el siglo VXIII y se prolongó su dinastía hasta mitad del siglo XIX.

Pérez Molero, Francisco Ortega, Juan de Inés y Ortega, Leandro Garcimartín de Inés.

Para nuestro taller ubicado en Tordesillas e inmerso en la restauración de órganos históricos tanto en Castilla como en otros ámbitos geográficos, los rasgos que caracterizan a estos órganos castellanos no se reducen a su estructura o nomenclatura de sus registros, sino que son las técnicas, materiales, dimensiones de sus elementos mecánicos, geometría de los tubos, técnicas de construcción de los mismos , forma del viento, estética de sus muebles y sobre todo el sabor inconfundible de sus voces que nos permite escuchar un tiento de Correa de Arauxo en su dimensión más apropiada.

El pequeño órgano de la iglesia parroquial de Marugán fue construido por Juan de Inés y Ortega, en su pueblo y para su pueblo y hecho de “limosnas de los vecinos”.

Se puede decir que es un órgano propio de la austeridad del terreno y del momento histórico pero tiene todos los ingredientes que debe de tener un órgano en su estilo.

La sólida hechura heredada de sus antecesores y la paleta de colores disponibles para el organista es una síntesis del órgano castellano en las dimensiones más reducidas posibles.

Por estas razones, junto a otras de índole personal, se ha escogido este órgano como modelo para la primera muestra a presentar en este proyecto, por su concepto básico pero completo  para el estudio y la interpretación de la música española para órgano y la recreación de su atmósfera.

Quizás no podamos reproducir las acústicas misteriosas de algunas iglesias castellanas ni el propio duende de estos órganos, pero impregnados de su espíritu procuramos honestamente expresarlo con calidad y calidez: rigor técnico y sensibilidad.

El Proyecto Clarín es una propuesta de nuestro taller para posibilitar un instrumento adecuado al estudio y la interpretación de la música ibérica para órgano en aquellos ámbitos donde se desarrolla esta disciplina y no se dispone de instrumentos de su estilo, confiando en que sus características, sus dimensiones y su coste y condiciones sean las mejores para el fin que se ha ideado.

Correa de Arauxo

Facultad Orgánica, Francisco Correa de Arauxo, 1626.)

Tordesillas septiembre de 2010.